Jabon lavavajillas industrial

¿Qué diferencia el jabon lavavajillas industrial del doméstico?

El jabon lavavajillas industrial es tan diferente del doméstico que puede llegar a considerarse como una máquina distinta. Cambia su aspecto, su funcionamiento y sus fases de lavado, y aunque cumplen la misma función (lavar la vajilla) son totalmente diferentes.

Por ello, no es de extrañar, que el jabon lavavajillas industrial varíe también. Hoy desde Kemikal te contamos las principales diferencias y sus necesidades específicas.

 

Jabon lavavajillas industrial VS labon lavavajillas doméstico

 

  • Tiempo de lavado

Un lavavajillas industrial tarda una media de 2 a 3 minutos, mientras que un lavavajillas doméstico alrededor de una hora y media.

  • Separación de enseres

Al contrario que en los lavavajillas domésticos, en los industriales se recomienda no lavar vasos y platos a la vez. Esto es así debido a que estas máquinas no renuevan el agua de lavado, y de esta manera obtiene la máxima eficacia y los mejores resultados.

Por esta razón, es absurdo comprar jabon lavavajillas industrial para los hogares, ya que aunque el tiempo de lavado es mucho menor debe ponerse más de un ciclo para meter toda la vajilla.

  • Diferencia en el consumo de agua

Si uno tarda 3 minutos y el otro tarda hora y media ¿Cuál crees que tendrá menor y mayor consumo de agua? Efectivamente: los lavavajillas industriales consumen menos agua, además del tiempo de uso, porque están dotados de unos mecanismos que la reutilizan durante todo el proceso. Esto supone un ahorro en la factura muy significativa para hosteleros y comerciantes.

 

Consejos para elegir lavavajillas industrial

 

Comprar la máquina y el jabon lavavajillas industrial es una inversión para la empresa, un elemento imprescindible de cualquier bar y restaurante. Puesto que el lavado a mano está prohibido y hay una serie de normas respecto a la higienización, son muchas las pautas a estudiar al comprar este producto:

 

  • Sus lavados deben ser cortos y rápidos
  • Debe ser eficiente en el gasto energético
  • Debe ser fácil de usar
  • Sería muy recomendable que no sea muy ruidoso
  • Debe llegar a los 90ºC de temperatura para conseguir higienizar completamente

 

En definitiva, debemos analizar en profundidad las necesidades específicas de cada empresa. El precio es tan solo uno de los puntos a tener en cuenta, observa las prestaciones, las características y decide si cumplen las expectativas.